domingo, 7 de octubre de 2012

Ojalá



- cuándo dejarás de quererme?
- cuando deje de ser yo, cuando ya no exista.
- y ese día, será el fin?
- sin duda moriré un poco por dentro. Mi corazón se hará más pequeño. Es grande y cabe mucha gente. Soy débil y dejo entrar a cualquiera. Pero tu sitio, el tuyo, lo arrancaré para que nadie vuelva a ocuparlo.
- y si ese día no llega?
- entonces moriré igualmente. El vacío que, a veces, significa tu presencia es más pesado de lo que puedo aguantar. Ojalá me quisieras como antes, ojalá me quisieras.
- y si no te vuelvo a querer?
- entonces vendería mi alma a cambio de un deseo. Pediría una máquina del tiempo y volvería atrás. Y te diría cada día que tu olor me estremece, que tus brazos me calientan por dentro, que tu risa me da vida y tus desaires me desgarran. También viajaría al futuro. Y te diría que ojalá me hubieses ayudado a volar. Ojalá hubieses desenredado mis alas.
- entonces, qué quieres de mi?
- quiero que tus ojos me sonrían y que tus caricias me sacien. Quiero que cuides de mi frágil existencia. Tal vez pida demasiado.  
- Y si no quiero darte lo que me pides?
- entonces me iré en silencio. No soy tan fuerte como para jugar a ser feliz. Tal como vine me iré.
- igual me estás queriendo demasiado?
- no sé querer de otra manera. Pienso en lo que era y lo que es. Se está perdiendo tanto amor por el camino…
- estás exagerando
- tal vez. Me quieres?
- Te quiero



Texto: Vanesa Pomar
Contacto: vainilla_p@yahoo.es

2 comentarios:

  1. ...cuanta opresión se ejerce a veces en "contra" de la voluntad no ejecutada, y de la cual "no puede" el terrenal deshacerse. Sin embargo hay "ataduras" sanas en sí - las cuales puede uno deshacer!. Pero el final del texto conlleva a una relación "insana"

    Excelente Vanesa - Saludos !.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuánta razón tienes Benjamín...

      Muchas gracias!! Un abrazo!

      Eliminar